La ilusión se construye con disciplina


Había hecho una pausa de la escritura porque tenía la cabeza distraída con temas personales impostergables. Superado el momento, ahora quiero dedicarme al oficio, además de las artes marciales, las relaciones personales y el desarrollarme como profesional. Sin embargo, quiero dar el giro de forma distinta: ya no quiero ser la persona que ejecuta sino la que piensa, enseña y guía. El deseo por dar este paso profesional y personal es reciente, y brotó como una espuma de agosto.

Supongo que tendré que hacer un listado de hacia dónde quiero llegar en los campos que he mencionado anteriormente. El ámbito personal, literario y deportivo estarán primero, pues en el profesional ya he concretado casi todas mis ambiciones. Y la lectura, como no, estará en primera línea de batalla.

Vienen momentos de bonanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top